Historia del código de barras – Urban Comunicacion

Vivimos en un mundo en el que los jóvenes hemos nacido con las nuevas tecnologías. La mayor parte de vosotros sabréis manejar un ordenador sin problemas, y difícilmente imagináis una vida sin los aparatos que llegaron con nosotros. Pero a veces uno piensa y dice… ¿en serio esto no existía antes? ¿Y por qué se hace así y no de otro modo?

Hoy queremos enseñaros un invento que en su momento fue revolucionario y que este año hace 40 años que llegó al mundo del modo en que lo conocemos: el código de barras.

Su origen

Todo dio lugar en Miami, EEUU. A pesar de la guerra pasada, la calidad de vida mejoraba, la gente compraba más y el mundo empezaba a sumirse en el capitalismo. En 1948, el ingeniero Joseph Woodland se encontraba en la playa, pensando en el código morse y haciendo círculos en la arena. Pero, ¿círculos?, ¡claro! Así fue como Woodland dio con el primer prototipo de “código de barras”, aunque no fue así como llamaron al bull’s eye”.

codigo-barras-antiguo

En 1952 fue patentado como “Aparato y método de clasificación”, y aunque era un invento innovador y atractivo para las nuevas cadenas de supermercados, el bull’s eye no tuvo éxito hasta 20 años después debido al elevado coste del equipo necesario para ponerlo en marcha.

codigo-barras-bullseyeFinalmente, en 1973, la Asociación Nacional de Cadenas de Comida (NAFC), liderada por Alan Haberman, se dio cuenta de que necesitaban un sistema de escaneo que agilizara las colas de sus tiendas. Elaboraron una lista de especificaciones de lo que sería su dispositivo ideal y preguntaron a 14 compañías por una solución.

Las principales luchadoras por la estandarización de su código fueron RCA e IBM.

Las primeras se basaron en el primer modelo de Woodland, de diseño circular, mientras que IBM fue un poco más allá y transformó el concepto.

George Laurer, que trabajaba en esta última, tenía claro que el antiguo modelo de “bull’s eye” no era el mejor para la industria de la alimentación. Ya había dado problemas en su impresión y esto no podía pasar teniendo en cuenta la de miles de etiquetas que se pensaban imprimir al día.

codigo-barras-upc

Fue entonces cuando dio con el modelo rectangular de escaneo, al que bautizó como UPC (Universal Product Code).

Al final, el modelo de IBM se hizo mucho más fácil de implementar y la NAFC lo seleccionó como su estándar, siendo el UPC el que usamos actualmente y el que se pasa alrededor de 5 mil millones de veces al día.

El 26 de junio de 1974, un paquete de chicles era el primer producto vendido escaneado con UPC, y en 1980, ya había más de 8000 locales que la usaban.

¿Cómo funciona?

El funcionamiento de un código de barras no es excesivamente complicado. Se trata de digitalizar una imagen, que es el propio código, a un lenguaje binario y que entienda el ordenador de manera directa. El código de barras se divide en 95 partes, que como bien sabéis pueden ser o blancas o negras. Al pasar el láser, será reflejado o no según el color de la franja: las partes blancas reflejan la luz y las negras la absorben, introduciendo un 0 o un 1 respectivamente.

Todos los UPCs tienen tres secciones comunes: el inicio, el final, y una zona central. Esto es importante para que la máquina distinga si se está pasando el código hacia arriba o hacia abajo. Existen además otras 12 divisiones que equivalen, en binario, a los números que se presentan en la parte inferior.

El primero de ellos es una cifra que puede tomar un valor diferente según el tipo de UPC, mientras que la pareja de cinco y cinco cifras de después equivalen al código de manufacturación y al de producto, respectivamente. El último de ellos, el carácter de módulo, nos indica la ecuación que seguirán los diez números anteriores para obtener el precio.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.