Diseño monocromático

monocromático

Utilizar un solo color a la hora de realizar un diseño puede dar como resultado un trabajo muy impactante…

Puede parecer que el hecho de utilizar un solo color resulte sencillo; sin embargo, nada más lejos de la realidad, lograr un buen resultado en un diseño monocromático depende, en gran medida, de ser todo un experto en teoría del color.

Pero empecemos por el principio, ¿qué es un diseño monocromático? Pues se trata, básicamente, de un diseño en el que se emplea un solo color que podría aparecer en diferentes tonalidades, así como sombras y matices.

El hecho de jugar con un único color obliga a recurrir a los contrastes para causar impacto y crear interés. Y para hacerlo los recursos son las sombras (color + negro), el tinte (color + blanco) y el tono (color + gris).

Hoy, el diseño monocromático es un habitual y lo encontramos aplicado en infinidad de campañas, sectores, etc. Y no es de extrañar, ya que imprime un toque minimalista, actual, elegante, puede ayudar a resaltar elementos, además cuenta con otras ventajas, como no presentar problemas de interpretación a personas daltónicas.

Además, esta técnica se puede combinar también con otras técnicas de diseño, como el minimalista o el flat, permitiendo obtener diseños con mucho carácter, personalidad, estilo y originalidad.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *