Imagen gráfica juegos olimpicos – Urban comunicación

Quedan más de cuatro años para que se celebren la 33ª edición de los Juegos Olímpicos de Paris 2024, la organización ya ha presentado el emblema que identificará todo lo que tenga que ver con el evento.

El proyecto, elegido por concurso entre agencias, ha sido realizado por Royalties Ecobranding.

El  diseño reúne tres símbolos icónicos relacionados con el deporte, los Juegos y Francia: la medalla de oro, las llamas olímpicas y paralímpicas, y a Marianne, la encarnación de la República Francesa y de sus valores de libertad, igualdad y fraternidad.

Desde el Comité Olímpico, afirman que el nuevo emblema “refleja perfectamente su visión y deseo de poner a las personas en el corazón de los Juegos Olímpicos de París 2024. La combinación de la medalla de oro, la llama olímpica y Marianne reúne los valores, la historia y el toque francés que harán que estos Juegos Olímpicos sean realmente especiales. Creo que este diseño innovador será rápidamente reconocido en todo el mundo y será una maravillosa tarjeta de presentación”.

“Con Marianne y sus rasgos femeninos, el emblema de París 2024 rinde homenaje a una mujer que es un símbolo nacional francés conocido en todo el mundo. Ella encarna el espíritu revolucionario que infunden los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de París. Ella resume el deseo de sacar las competiciones del estadio y llevarlas al corazón de la ciudad. Una figura familiar que está en todas partes en la vida cotidiana de los franceses, también es un recordatorio de que estos Juegos serán Juegos para todos, Juegos que pertenecerán a las personas. Su rostro también es un homenaje a las atletas y un guiño a la historia, ya que fue en 1900 en los Juegos Olímpicos de París que a las mujeres se les permitió competir por primera vez”.

Como novedad, esta será la primera vez que el emblema será el mismo para los Juegos Olímpicos y Paralímpicos, solo diferenciado por los anillos olímpicos o los agitos paralímpicos, que aparecerán debajo.

La marca rinde homenaje a París como la ciudad anfitriona de los Juegos, ya que sus líneas puras y discretas y su tipografía original se inspiran en el Art Deco, el primer movimiento artístico completo, que alcanzó su apogeo en los Juegos de 1924 en París.

Un uso creativo del espacio negativo, un diseño sencillo y con impacto, un simbolismo muy oportuno, histórico y feminista, una tipografía diferente, trabajada e inspirada en su contexto, una composición circular, equilibrada… en definitiva, muchos ingredientes trabajados con inteligencia y maestría, a la altura de lo que se espera de la imagen de unos Juegos Olímpicos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.