Historia de la impresión 3D

urban comunicación

Todos los usuarios de la impresión 3D estamos maravillados de las posibilidades que nos ofrece el uso de la tecnología de fabricación aditiva en los campos en los que trabajamos. Gracias al uso de las impresoras 3D podemos fabricar cosas que antes eran imposibles, reducir costes, disminuir los tiempos de diseño y realizar reparaciones a un bajo coste.

Por eso desde 3Dfils nos parece muy importante conocer los origenes de esta tecnología y los avances que han ido ocurriendo para poder disfrutar de la impresión 3D tal y como la conocemos hoy en día.

Origen de la impresión 3D

No podemos concretar una fecha exacta que marque el inicio del desarrollo de la impresión 3D, pero podemos destacar el año 1984. En este año Charles Hull cofundador de 3D Systems desarrollo la estereolitografía o SLA. Un sistema de fabricación orientado a la prueba de prototipos antes de su paso a la fabricación real.

Hull aprovecho su experiencia en una empresa de inyección de plastico, donde para probar un nuevo producto tenían que fabricar un costoso molde de inyección, para crear un sistema que les permitiera ahorrar costes y tiempo.

Un dato que ahora nos resulta chocante es que 3 semanas antes la compañia General Electric francesa había presentado un sistema similar que finalmente fué abandonado por no verle la empresa posibilidades comerciales.

De Charles Hull también viene el famoso formato de archivo STL, hoy utilizado por la mayoría de software para impresión 3D.

Desarrollo de la tecnología de impresión 3D

Después de su creación la tecnología de impresión 3D siguió creciendo y muchas empresas se sumaron a la carrera de la fabricación aditiva.

Fue en la misma década de los 80 cuando las otras principales tecnologías de fabricación aditiva fueron desarrolladas. En el año 88 Carl Deckard  de la Universidad de Texas presento la patente para la tecnología SLS , que utiliza polvo que es fundido y pegado entre si mediante el uso de un laser.

Impresora 3D SLS
Impresora 3D SLS

En este tiempo también se presentó la ultima de las tres tecnologías principales de impresión 3D que utilizamos hoy en día, la Deposición por material fundido o FDM. Fue creada por Scott Crump cofundador de Stratasys.

Impresora 3D fdm
Impresora 3D FDM

Los años 90 fueron testigos de la aparición de las nuevas empresas dedicadas a la fabricación mediante impresoras 3D y el desarrollo de nuevas aplicaciones CAD que permitieran trabajar comodamente con estas nuevas tecnologías.

En el año 1999 se produjo uno de los primeros grandes hitos de la impresión 3D. Científicos del Wake Forest Institute for Regenerative Medicine utilizaron una impresora 3D para la fabricación de un implante médico para un paciente humano.

Sin duda uno de los puntos que marcaron la popularización de la impresión 3D y liberalizo el acceso a las impresoras 3D fue el movimiento Rep-Rap. Este proyecto de código abierto surgido en 2004 se basaba en impresoras 3D que fueran capaces de replicarse, tejiendose así una red de makers amateurs que imprimían piezas con sus impresoras para que otros pudieran fabricarse la suya propia.

Impresora Rep Rap
Una de las primeras impresoras Rep-Rap

Saltamos ahora a 2009 cuando la patente de la tecnología FDM caducó. Esto provocó que un gran número de empresas entraran al mercado lo que hizo que los precios de las maquinas cayeran y que fueran más accesibles.

Desde el año 2010 hasta el día de hoy hemos vivido esta expansión de las impresoras 3D domésticasque han invadido el mercado. Con este gran número de máquinas en el mercado, aplicaciones y usuarios la impresión 3D se ha hecho eco en medios de comunicación, internet y redes sociales. Hoy en día es muy probable que la gran mayoría de la población haya oído hablar de ellas e incluso visto una.

Las impresoras 3D no paran de evolucionar día a día, saliendo al mercado nuevos modelos que cada vez imprimen más rápido, son mas eficientes y permiten el uso de más materiales.

El futuro de la impresión 3D

Este es un tema que no para de generar expectación. Constantemente oimos a gente hablar de las maravillas que se avecinan en la impresión 3D: una impresora 3D en cada casa, impresión de órganos totalmente funcionales…

La verdad es que por el momento solo podemos elucubrar con lo que nos deparará el futuro.

Solo el tiempo dirá.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *