Zara rediseña su imagen gráfica

urban comunicación

El rebranding de los logos es una tendencia al alza. Un rebranding basado en la evolución de la tipografía y de la identidad visual que, en los últimos tiempos, ha llevado a numerosas firmas a apostar por tipografías depuradas, ‘sans-serif’ y en negrita. De maisons de lujo como Burberry o Balenciaga, pasando por el Celine de Hedi Slimane. Una estrategia de marketing que ha introducido nuevas eras en las firmas de alta gama y que se adentra, no sin cierto disimulo, en uno de los gigantes del fast fashion. Zara cambia de imagen. Y lo hace por segunda vez en su historia.

Evolución del logo de Zara: 1975, 2010 y 2019 – Inditex – Fashion Network

“Coming soon”, rezaba la newsletter de la cadena enviada a sus abonados el pasado viernes 25 de enero. A modo de aperitivo de la próxima campaña de la colección femenina primavera-verano 2019, con fotografías del prestigioso fotógrafo de moda Steven Meisel y bajo la dirección creativa de Fabien Baron, Zara presentaba una primera imagen de su editorial de inspiración bohemia. El ‘teasing’, que venía igualmente acompañado de dos imágenes de las campañas masculina e infantil, escondía otra novedad que no ha pasado desapercibida. Inditex presentaba el nuevo logo de su cadena estrella, sin cursiva ni sombras. Caracteres de líneas más curvas que se solapan, reduciendo el espacio entre ellas, y que, a diferencia de las firmas de lujo, adornan sus extremos con remates.

El renovado logotipo, que puntualmente ya había sido empleado en comunicaciones, etiquetas o colecciones cápsula creadas para la apertura de algunas de sus tiendas, ya aparece en la plataforma de venta online (en la que aparece en color azul, naranja y negro) y en las redes sociales de la marca, así como en la web corporativa del grupo propiedad de Amancio Ortega. Este emblema sustituye al presentado en 2010 para reforzar los valores de la marca. Al mismo tiempo, este último reemplazó al primer logotipo de Zara, instaurado en 1975. La evolución visual de la hermana mayor del grupo coincide con el lanzamiento de Oysho_Sport, la nueva categoría online de la enseña hasta ahora conocida por su oferta de lencería y homewear, que también se ha dotado de un nuevo logo más minimalista. Está por ver si el resto de cadenas del grupo deciden o no seguir esta estela.

En noviembre del año pasado, Zara lanzó la venta online en 106 mercados a través de una web global, de forma que sus colecciones ya están disponibles en un total de 202 mercados.

El objetivo de este despliegue, anunciado por Pablo Isla el pasado otoño, es que las ocho cadenas del grupo gallego cuenten con presencia global online en 2020. La hermana mayor del grupo, que en el primer semestre de 2018 elevó su facturación a 7.910 millones de euros, lidera la conquista web. Y desde ahora, con una estética renovada.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.