De Amazon a Zara ¿porqué llaman así?

nombre empresas

De Amazon a Zara ¿porqué llaman así? A continuación, recordamos las historias curiosas que hay detrás de los nombres  de las empresas más exitosas del momento.

AMAZON iba a llamarse “Cadabra”

El gigante estadounidense que comenzó vendiendo libros iba a llamarse inicialmente “Cadabra”, palabra que gustaba a su fundador Jeff Bezos, porque sonaba a magia (“Abracadabra”). Menos mal que sus abogados le convencieron para que la cambiara,  ya que sonaba a “cadáver”. Finalmente Bezos abrió el diccionario por la primera letra (A), la que sabía que aparecería primero en los listines telefónicos y buscadores –como también pensó Steve Jobs con Apple-, y optó por Amazon en homenaje al Amazonas, el río más grande del mundo y un lugar “exótico y diferente”, tal como él imaginaba que sería su futuro negocio.

Amazon recluta militares en España para puestos clave

NETFLIX pudo llamarse “Kibble”

Sin embargo, la compañía de Reed Hastings estuvo a punto de llamarse Kibble. Ese era el nombre escogido en sus comienzos por el cofundador, Mark Randolph, aprovechando que tenía ese dominio (kibble.com) y que le gustaba el sonido. El resto de fundadores no estaban de acuerdo, querían algo más comercial e identificativo, e hicieron un brainstorming con palabras que tuvieran que ver con el cine e internet. En la tormenta de ideas surgieron nombres como CinemaCenter o Taketwo, pero el elegido fue el que resultó de juntar “Net” y “Flix”.

Cómo darse de baja de Netflix

ZARA, su nombre original era “Zorba”

Zara en sus comienzos, que estuvo a punto de llamarse Zorba. La empresa de Amancio Ortega estaba llamada a triunfar y lo hubiera hecho con cualquier nombre, pero cualquier publicitario elegiría hoy antes Zara, más directo y comercial, que Zorba.

La primera tienda de Zara en el mundo, aún en funcionamiento, se abrió en 1975 en la Avenida de Arteixo, tierra natal de Amancio Ortega. Iba a llamarse Zorba, en honor al protagonista de la película Zorba el Griego (1964), ambientada en Grecia y protagonizada por Anthony Quinn, por ser una de las favoritas del magnate de la moda gallego. Pero un bar o una tienda de zapatos de la zona (según las distintas crónicas) se llamaba igual, y su dueño le pidió a Amancio Ortega que lo cambiase. Tras jugar con las letras del nombre Zorba, salió la palabra perfecta: Zara.

Zara, Vips o Audi se suman a la iniciativa de modificar sus logos para fomentar la distancia social

MERCADONA, inspiración italiana

La cadena de supermercados de Juan Roig desveló recientemente en Twitter el origen de su nombre como respuesta a un usuario curioso, que creía que podía venir de la unión de las palabras “mercado” y “mujer” (donna en italiano). Esto tendría sentido, pero no fue así. El nombre de Mercadona, sin embargo, sí está inspirado en Italia. La idea surgió de Francisco Roig, hermano del presidente, cuando vieron allí unas pastas llamadas ‘Mercadonna’ y decidieron quitarle una “n” para hacerlo más entendible en España.

Mercadona colabora con los bancos de alimentos de Canarias en la 'Operación Kilo' del 28 de junio al 4 de julio

MANGO, la fruta de la “pasión” para su fundador

Isak Andic, fundador de la empresa catalana nacida en 1984, decidió llamar a su firma de ropa como esta exótica fruta que le fascinó en un viaje a Filipinas.El nombre le pareció perfecto porque era fácil de recordar, evocaba a algo diferente y, además, no tiene traducción en muchos otros idiomas como el inglés.

Tienda de Mango en Oxford Street (Londres)

Otra empresa con nombre de fruta, Apple, también surgió por la coincidencia de que Steve Jobs, entonces en “dieta de fruta”, acababa de “venir de un huerto de manzanos”, contó el magnate tecnológico en su biografía.

AVON, el río de la ciudad de Shakespeare

La famosa compañía de cosméticos basada en la venta directa ha sido noticia recientemente por estar en plena negociación para reducir su plantilla en España, fruto de la crisis que sufre por el auge de la compra ‘online’ y que se ha visto agravada por la pandemia.

La compañía nació hace 135 años en Estados Unidos aunque pronto se convirtió en una reconocida marca internacional basada en el poder prescriptor de mujer a mujer.

Al igual que Nokia, cuyo nombre está inspirado en Nokianvirta, el río finlandésjunto al que se instaló su primera fábrica, el nombre de Avon también hace referencia a a un río. Concretamente, el que pasa por Stratford-upon-Avon, lugar de nacimiento del escritor William Shakespeare, por quien su fundador, David H. McConnell, sentía gran admiración.

El negocio empezó con la venta de libros de puerta en puerta, con los que regalaba una fragancia creada por él mismo con cada compra. Este detalle gustó tanto a las clientas que McConnell decidió abandonar los libros y lanzarse a la venta de cosméticos, fundando la compañía California Perfume Company, que después derivaría en la multinacional Avon Products, Inc.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *