El personaje como marca: Fido Dido

El personaje como marca: Fido Dido

Muchos recuerdan a Fido Dido, el personaje de la marca 7Up más carismático y divertido de la publicidad de los años 90. Llegó a ser muy popular, inundaba con su imagen camisetas, gorras, tazas, llaveros, libretas,… incluso llegó a protagonizar un videojuego y a tener su propia línea de fijadores para el pelo, agua de colonia, snacks y gominolas. Pero ¿quien lo creó?

Fido Dido surgió en Nueva York de mediados de los ochenta basándose en lo referentes artísticos de Keith Haring, Basquiat o Warhol. Nació fruto de la unión de la habilidad en el dibujo de Sue Rose y del ingenio de Joanna Ferrone. Una servilleta de una cafetería neoyorkina fue el lienzo perfecto para un personaje que nada más ser creado ya exudaba carisma, confianza en si mismo y un espíritu libre.

No fue hasta finales de los 80, principios de los 90 cuando Fido Dido con su pelo de pincho, su ropa ancha y sus zapatillas, pasó a formar parte de la plantilla de la compañía PepsiCo. Ésta decidió retirar a su antigua mascota de la bebida 7Up llamada Spot –quien ya había reemplazado a la anterior, Fresh-Up Freddie, creada por Disney- para sustituirla por este nuevo personaje tan fresco.

mascotas-Fresh-Up-Freddie-y-Spot

7Up necesitaba renovar sus aires, adaptarse a la nueva corriente seguida por los más jóvenes y vieron en Fido Dido el perfil que resumía todos los valores que estaban buscando. De hecho, Joanna Ferrone creó también un credo que define el estilo tan peculiar de Fido Dido; un estilo de vida que éste siguió a pie juntillas. Su ‘Fidosophy’:

La época dorada de Fido Dido fueron los años 90 en los que se dio a conocer en los spots de la marca presentándose como un personaje desenfadado, despreocupado, ‘pasota’ y feliz, con la única preocupación de no quedarse sin su bebida favorita. El personaje y su filosofía tuvieron tanto éxito que, ya no solo el merchandising tenía una gran aceptación, sino que llegaron a venderse infinidad de productos que se comercializaron más tarde con su imagen.

El éxito de Fido Dido le pasó factura a la marca. Fido Dido produjo el llamado “efecto vampiro” o “efecto distracción”; la popularidad del personaje tuvo más notoriedad que la propia marca, con lo que el público prestaba más atención a la personalidad arrolladora de Fido que al propio producto que anunciaba.

 

A finales de los 90 PepsiCo dejó de emplear a Fido Dido como embajador de 7Up. Pero en 2004 reapareció en su versión tridimensional, conservando su aspecto bicolor, para anunciar 7Up Ice en spots como UphillMirror y Beach.

En 2015, tras 30 años, volvió a aparecer retomando su aspecto de los 90 para la creación de una serie limitada vintage que aboga por la nostalgia y homenajea a Fido Dido y a todo lo que representó en los 90.

 

Fido-Dido-serie-limitada-vintage

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *